Mick Díaz

Cuando los Gigantes Veían El Futuro: Faltan 15 años para el año 2000

Corría el año 1985. uno-nueve-ocho-cinco, colega, que parece que fue ayer y ya ha llovido muchísimo. El tiempo se nos escurre entre los dedos aunque nos pongamos manoplas.

Los bigotes y los cuellos anchos estaban por doquier, la nicotina lo amarilleaba todo, y aún podías ir al médico y salir con un ahumado tabaquil gratuíto de la sala de espera.

¿Y qué sucedía? Que los gigantes veían el futuro y querían enseñarnos su visión a toda costa. no fueron pocos, las grandes empresas, los gobiernos y todas las mentes pensantes del mundo utilizaban su visión del futuro como gancho publicitario.

En este caso, Telefónica de España, o también conocida como Telefónica a secas, o a día de hoy, Movistar, quiso mostrarnos en un vídeo su visión de las cosas y su proyecto de futuro para cuando el año 2000 nos cayese encima.

¡¡El siglo XX se acababa!! Era como estar ganando el juego y temer perder justo en la última fase.

Eran, sin lugar a dudas, uno de los actores principales del desarrollo de las comunicaciones y las telecomunicaciones del país.

¿Por qué? Digamos que junto a la electricidad y el agua, las telecomunicaciones son lo que nos une en la distancia y lo que nos informan de lo que ocurre.

En este vídeo, te cuento cómo veía Telefónica el Futuro, cuando esperaban la llegada del año 2000. 

Si te fijas, el comienzo no podía ser más acertado: el Espacio. 

Se ve una tira con los próximos 15 años yendo hacia una luz, un satélite de comunicaciones, y mientras tanto, una voz en off nos cuenta la clave, el tema principal, el Real Deal:

«Mañana, el hilo del teléfono convertirá la voz en luz, la luz en imagen… Información, calidad de vida.»

Hoy, en Cuando los Gigantes Veían el Futuro, hablamos de cuando Telefónica nos contaba cosas en las que ya, en 1985, llevaban muchísimos años trabajando: el despliegue de una red de Fibra Óptica universal.

Hasta hoy incluso, como herencia del telégrafo, a muchos domicilios y lugares llegaba el cobre.

Una red carísima de mantener: el cobre es un metal caro, alimentar toda la red consume muchísima energía eléctrica, y también tiene un coste elevado de mantenimiento ya que se avería mucho.

Quizás hoy lo veamos como la gran novedad-que-ya-no-lo-es. ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Qué se cocía en los fogones de Telefónica cuando todavía era la única compañía operadora de telecomunicaciones del país?

Uf. Es una pregunta interesante. Te lo digo yo: las neuronas de las mentes pensantes iban a todo lo que daban ya que eran víctimas de un futuro que estaban imaginando, pero que ya les había atropellado.

Se oían campanas de fibra óptica, la palabra «digital» era el apellido inherente a todo lo que molaba. Estaba en todas partes. Era ubicuo, era la Santísima Trinidad. El Real Deal. Lo digital.

Poca broma: una fibra óptica del calibre de una pestaña puede transportar un mayor volumen de datos que una manguera de cientos de hilos de cobre del grosor de un puño.

Y gastando la décima parte en la electricidad que da de comer a las máquinas que transmiten la información.

«Una fibra óptica del calibre de una pestaña puede transportar un mayor volumen de datos que una manguera de cientos de cables de cobre del grosor de un puño»

«Faltan 15 años para el año 2000» y en Telefónica lo sabían bien.

Más adelante, idearon el Plan Fotón, que según la compañía, les permitiría posicionarse con rapidez y garantías de éxito frente a la competencia en todas aquellas poblaciones en las que se ha instalado fibra óptica en el bucle de abonado.

Espera, espera… Sí, has leído bien.

Rayos, has leído muy bien.
En los 90s hablando de Fibra Óptica en las casas de la gente.
Esto me recuerda a veces a la película de la Guerra de los Mundos, cuando «los malos» llevaban años con su maquinaria enterrada bajo el suelo que pisamos, y hasta muchos años más tarde, se hicieron ver.
En 2021, y unos años más tarde,  vamos camino de tener por fin fibra óptica en cada rincón del país.

Veremos, en el futuro, si se cumplen las previsiones que hay sobre la mesa para el año 2025, donde se espera haber concluido la transición del cobre a la fibra.

¡Nos vemos en el siguiente! ¡Hasta otra!

¿Quieres que cuente TU HISTORIA?

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *